Las fuerzas del orden llevan a cabo la operación Beneratio en el penal de Tacumbú para recuperar el orden institucional del control de las bandas criminales, como el clan Rotela. La intervención está liderada por el propio comandante de la Policía Nacional, el comisario Carlos Benítez, y están desplegados más de 2.300 efectivos militares y policiales.

El jefe de Antisecuestro, el comisario Nimio Cardozo detalló que el procedimiento inició por la madrugada de este lunes tras conocerse el amotinamiento en el interior del presidio. “El operativo inició a las 5:00 aproximadamente, esto es un trabajo de intervención integral dentro de lo que puede ser la fuerza pública, Policía Nacional y fuerzas militares. Y en estos momentos estamos en plena operación todavía para la recuperación integral del penal de Tacumbú”, señaló a la 1080 AM.

Confirmó que hay un policía herido y que ya fue evacuado, aunque no supo precisar su estado clínico al mencionar que se encuentran “en plena actividad operacional”. El policía indicó que la incursión se realizó tras un minucioso trabajo de inteligencia. “Nosotros sabíamos por inteligencia que esta gente estaba con armas de fuego, explosivos, inclusive tenían perros pitbull, tenían gasolina y toda esa artillería para poder oponerse al ingreso de la fuerza pública”, expresó.

Cardozo manifestó que se cuenta con apoyo aéreo y terrestre de todas las unidades policiales aledañas a la penitenciaría. “El objetivo es que el Estado paraguayo vuelva a tomar el control sobre el penal de Tacumbú. Nosotros vamos a tomar el control del penal y si Javier Rotela u otra persona es la responsable de querer tener el penal a su disposición van a ser nuevamente extraídos de la zona y vamos a analizar la situación de los mismos”, puntualizó.

El despliegue de las fuerzas públicas cuenta con el acompañamiento del Ministerio de Justicia. “Es de conocimiento de la población en general que la situación en el penal de Tacumbú era ya prácticamente insostenible y era tomado por los grupos criminales. Y lo que estamos haciendo en este momento es que el Estado paraguayo está tomando el control nuevamente sobre el penal, dentro de lo que es el respeto a los derechos humanos a los reclusos”, remarcó.

En cuanto a la dotación de personal, el jefe policial aseveró que están desplegados 1.100 elementos de las Fuerzas Militares y 1.218 efectivos de la Policía Nacional. Insistió que la planificación de la operación fue hecha hace varios meses, tras un minucioso trabajo de inteligencia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *