El delantero de Cerro Porteño, Diego Churín, se impuso a la contadora Patricia González Ricardo en un caso de estafa, lesión de confianza y producción de documentos no auténticos.

Andrés Casati, abogado del atleta, confirmó a través de sus redes sociales que consiguió una condena de 3 años y 6 meses de prisión. 

El caso data de octubre del 2019. En aquel entonces, Diego Churín denunció a Patricia González Ricardo por estafa y lesión de confianza, para poco después ampliar con la inclusión de la figura de producción de documentos no auténticos.

El futbolista explicó en su momento que “grande fue su sorpresa” al enterarse que el fisco le requería por no cumplir con sus impuestos, porque -según su versión- él pagó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto a la Renta Personal (IRP), primero, con el RUC extranjero y, posteriormente, ya con cédula paraguaya, siempre bajo la tutela de la hoy condenada. 

La defensa del futbolista entendió que González Ricardo desviaba el dinero que debía utilizarse para cumplir con los tributos correspondientes. 

Churín aseguró en su versión ante la Fiscalía que González Ricardo asesoraba a otros jugadores de aquel plantel principal de Cerro Porteño, como el uruguayo Hernán Novick, y ellos también presentaban las mismas quejas

Siempre en la versión vertida a la fiscalía, la contadora fue recomendada por el exgerente del club azulgrana, Fabián Bruzzone, quien le dio “garantías” al futbolista argentino debido a que la misma es su socia comercial” por lo que “sintió la confianza necesaria”, según consta en documentos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *