Luqueño parecía tener todo encaminado para una nueva victoria en el torneo Clausura, pero de la manera menos pensada e insólita terminó perdiendo en casa de Nacional y volvieron a encenderse las alarmas en el campamento auriazul.

En el minuto 93, Luqueño tuvo un penal a su favor, que de convertir hubiese sido el 2-1 del partido. Pero el tiro de Matías Castro fue contenido por Héctor Espínola y en la última que tuvo Nacional, Claudio Núñez anotó el gol de la victoria para los locales.

Esto generó la ira de todos los luqueños y especialmente del entrenador Julio César Cáceres, quien decidió no ir a la conferencia de prensa (a la cual fue su ayudante Francisco «Paco» Esteche») y presentar su renuncia al cargo.

Pero el presidente auriazul, Daniel Rodríguez, no aceptó la dimisión del «Emperador», por lo que este seguirá en el cargo y buscará la remontada en la próxima fecha, donde Luqueño tendrá que ser nuevamente visitante ante Guaraní.

Esta derrota puede volver a dejar al Auriazul en zona de descenso si este sábado Tacuary derrota a Libertad. Si esto no ocurre, seguirá fuera de la zona roja.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *