Kim Jong-un llegó este martes a Rusia para reunirse con Vladimir Putin, un encuentro que probablemente se centre en el deseo de Moscú de adquirir municiones para reabastecer sus agotadas reservas por la guerra en Ucrania.

La entrevista con Putin sería el primer encuentro de Kim con un mandatario extranjero desde que Corea del Norte cerró sus fronteras en enero de 2020. Se reunieron por primera vez en abril de 2019, dos meses después de que las negociaciones diplomáticas en materia nuclear entre Kim y el entonces presidente estadounidense Donald Trump se vinieron abajo.

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, viajó a Pyongyang en julio pasado y le pidió a Kim que enviara más municiones a Rusia, según funcionarios estadounidenses. Shoigu señaló que Moscú y Pyongyang sopesan la posibilidad de llevar a cabo maniobras militares conjuntas por primera vez.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *