Venezuela y Paraguay se cruzan este martes en la segunda jornada del clasificatorio sudamericano hacia el Mundial 2026 con la necesidad de ganar para evitar encender prematuras alarmas en el largo camino premundialista.

El partido en el Estadio Monumental de Maturín llega después de decepcionantes estrenos para ambas selecciones: la Vinotinto perdió 1-0 ante Colombia en el debut oficial de su entrenador, el argentino Fernando ‘Bocha’ Batista, y la Albirroja empató 0-0 en casa ante Perú.

Miguel Almirón jugará con los guaraníes tras haber sufrido molestias musculares en el debut. Diego Gómez, por el contrario, es baja.

Venezuela, motivada con ese escenario, se permite soñar con llegar por primera vez a la máxima cita del fútbol, a la vez que Paraguay aspira a retornar tras consecutivas ausencias en Brasil-2014, Rusia-2018 y Catar-2022. En Sudáfrica-2010, los guaraníes cayeron en cuartos de final.

Son rivales directos, pues en teoría estarían peleando plazas de zona media de la tabla y repechaje, así que estarán en juego puntos que valen oro.

«Será un partido parejo, Venezuela es un equipo que tiene un buen nivel y me imagino que de local tratarán de ser fuertes. Nosotros trataremos de hacer nuestro negocio», dijo este lunes en rueda de prensa el técnico de Paraguay, el argentino Guillermo Barros Schelotto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *