La mandioca es un tubérculo con alto contenido de carbohidratos, pero también de fibras que ayudan a controlar los niveles de glucosa y colesterol en la sangre. Entre sus bondades, se destaca que este alimento puede cuidar de la salud del corazón debido a su riqueza en vitaminas y minerales.

Según importantes estudios, la mandioca sirve como una excelente fuente de energía debido a su abundante contenido de carbohidratos complejos, entre estos el almidón. No obstante, se destaca aún más por su riqueza en potasio (unos 271 miligramos por 100 gramos), además de otros minerales como el calcio, magnesio y el fósforo.

Con su capacidad para regular los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, además por su riqueza en potasio, la mandioca ayuda a controlar la presión arterial y así a cuidar la salud del corazón. Por su riqueza en fibra, el tubérculo reduce la absorción de grasas de los alimentos, ayudando a disminuir los lípidos en la sangre, especialmente el colesterol malo.

La mandioca es un alimento ideal para una dieta saludable, especialmente porque ayuda a promover la saciedad, disminuyendo el apetito a lo largo del día. Aunque, por su alto contenido de carbohidratos, se recomienda no combinar el tubérculo con otros cereales y derivados como las pastas.

Se recomienda asociar la mandioca con alimentos proteicos y moderadamente grasos. También se puede combinar con legumbres, pero en pequeñas proporciones. Es aconsejable no freír la mandioca para preservar sus propiedades.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *